Archivos para noviembre, 2011

Nunca se debe mirar atras

Publicado: noviembre 18, 2011 en personal

Hoy he salido cuando empezaba a salir el sol, me ha producido una sensación, rara, extraña, hasta grotesca, hoy he sido el que le ha dicho a la luna buenos días, sigue durmiendo aún faltan muchas horas, y la verdad no me ha venido mal, llega un momento que hay que romper con los miedos, cortar con las palabras, nunca a cuchilladas, ni con lloros, ni con estacas, todas las sensaciones, los pensamientos hasta las actuaciones, que no te gusten que odies, y que te acaben desquiciando.
Lo que la luna no sabe es que de momento no voy a volver, me llevo mi mochila, llena de recuerdos, de poesías, de risas, de abrazos, de noches locas de amor, de mirar a la cara al viento y decirle, te jodes porque aquí estoy yo, de sentirte reconfortante, limpio y sensible a la vez, ya no le miro a la cara, ya no me doy la vuelta ¡¡¡para que!!!
Empieza la nueva forma de reinventarme, de volver a fabricarme, y que mejor que mi MP3 y mi vieja guitarra como compañía nada  más, la carretera esta desierta, mejor así puedo andar, sin preocuparme de los coches de que nadie venga detrás, camino durante horas, buscando un nuevo hogar, y veo que paran para recogerme, un alma caritativa es mi primer pensar, lo segundo un transportista con ganas de compañía y hablar. Cuál es mi sorpresa una bella mujer la cual para porque me dice que me voy a destrozar los pies como mis botas como siga así.
Subo y para mi es grato ver que tenemos el mismo gusto musical, nos reímos, congeniamos, me mira extrañada, y le digo me dejas donde vas tú, voy sin rumbo en busca de mi nueva vida, y en ese momento me dice pues si te apetece me puedes acompañar en mi viaje por el mundo.
No sé que cual será el final, no sé qué pasara pero mejor que nada ya tengo una compañía y una amistad. 
  

Imaginacion

Publicado: noviembre 14, 2011 en personal

Hoy me he dado cuenta que te quiero, lo intuía pero n lo sabía, me ha venido una aroma esta mañana que me lo ha chivado y eso que no estabas en mi cama, me he dado cuenta porque te echaba de menos, porque me das la vida, porque me tienes a tu lado y me rio y disfruto y me divierto, porque me lo permites todo.
Contigo estoy aprendiendo de nuevo a vivir, a disfrutar por eso no soporto que no estés tan cerca que no pueda rozarte cada día, no soporto que no estés aquí, pagaría lo que fuera por tenerte cerca , no quiero que venga la luna nunca más ni Morfeo para no dejarme caer por el precipicio necesito que vengas tu que estés tu a mi lado y que me digas que me quieres y no me abandonaras, que estés cerca de mí y me agarres fuerte otra noche más, que me abraces y me sonrías y me hagas reír y que me digas que siempre estarás!!!!!
Esta noche volverle a caer y como cada mañana me tocara volverme a levantar, sé que esta noche no puedes estar conmigo, pero la esperanza en mi corazón continuara, sé que es imposible que estés conmigo, pero no pierdo la ilusión de que vengas conmigo a mi lado y que ¡no me sueltes ya!
Pero lo que tengo claro es que no quiero que desaparezca y que ¡no te vayas de mi vida una vez más! Ven rápido no sé cuántos días, horas minutos o segundos aguantare mientras me mece la hora que me lleva hasta el siguiente segundo de mi vida.
Gracias por aparecer gracias por la ilusión pero sobre todo gracias por ¡agarrarme cuando vaya a caer!

Se escapa la luna

Publicado: noviembre 10, 2011 en personal
Anoche estaba dormido, cuando una luz me despertó, abrí los ojos y allí estaba mi ventana abierta y por ella entraba como una elfa brillante, como una bella hada, como un cielo atacado por estrellas fugaces, la luna hizo su aparición, se sentó en mi cama y como si fuera una amiga de toda la vida, me sonrió cálidamente, dulcemente, y ambos nos sonreímos a la vez.
Empezó a decirme, que este fin de semana la buscara, que me estaría esperando por las calles desiertas, las calles que huelen a humedad, llenas de frio donde alguien se aferra a su manta y a su cartón porque un día lo tenía todo y lo perdió por pensar que duraría toda la vida,  pasa desapercibido su ropaje austero, raída y lleno de frio que se le cuela por los agujeros del pantalón y la chaqueta, que se le mete por los huesos y le deja temblando una noche más, y noto como se vuelve a aferrar a su única posesión una manta y un cartón, le pregunto si ha visto a la luna, me dijo que esa noche no la vio pero que sabe que salió porque un amigo suyo le cantaba saetas.
Sigo caminando me pierdo entre las farolas que apenas iluminan a mi paso, me cae la lluvia sobre la cabeza los hombros, sobre el cuerpo y me reconforta, me libera y me limpia de los malos pensamientos, y sigo andando sin un rumbo fijo pero con mi objetivo, y pasan las horas y voy parando a refrescar mi garganta una vez más pido una rubia al menos pienso no me abandona y siempre la encuentro, pero al salir veo un reflejo, ya casi es hora de que salga el sol, pienso que me ha engañado, que ha jugado conmigo una vez más, que sus palabras se las lleva el viento, como la de la inmensa mayoría de la humanidad, como las que dicen los que gobiernan esta sociedad, me doy media vuelta y sigo caminando esta vez hacia mi cama, me acuerdo del vagabundo como habrá pasado la noche, mañana estará con resfriado por la lluvia, espero que haya buscado más protección que el banco donde estaba tumbado, me cierro una vez más la chupa de cuero hasta el cuello.
Miro al cielo y veo un resplandor al principio pienso Ya está aquí el SOL, me va a joder el día desde primera hora, pero me doy cuenta que no es tan brillante, me va guiando hasta el poco camino que me queda hasta mi colchón blandito, reconfortante y que al menos me mantiene la espalda recta y el sueño alejado durante la noche, llego a ella casi con lágrimas en los ojos, otra noche más que no te he encontrado, otra noche sin rumbo, otra noche con un objetivo no cumplido, una derrota, un fracaso más cuelga sobre mis espaldas, otra noche que se me quitan las ganas de salir mañana a buscarte a ver si te encuentro en la noche, a ver si apareces porque te necesito ya necesito que me salves y que me lleves hasta el nirvana una vez más que me hagas sentir especial y cuando me despierte ya no estas y volvamos al juego del gato y el ratón a volverte a encontrar a volver a por ti.
Pero llego a mi casa abro la puerta y hay una inmensa luz, miro a mis persianas bajadas, a las luces apagadas, me froto los ojos, estoy soñando despierto, estoy teniendo una alucinación, decido que lo mejor es irse a la cama, ya me afecta el caminar sin rumbo, las ganas la ilusión, los sentimientos, la pena , la desidia, y hasta la excitación por verte y no encontrarte, llego a la cama y allí está la luna sentada, y me pregunta ¿Cómo has tardado tanto?, ¿Dónde has estado?, no la contesto y me tumbo a su lado acarició, la abrazo y de nuevo se acurruca a mi lado, pasa sus brazos a mi alrededor, me mima, me da cariño y amor me promete que no se irá…Pero despierto y de nuevo estoy solo , no hay nadie, mi luna se ha vuelto a ir y de nuevo empieza la búsqueda pensando que algún día acabara y que a mi lado por fin se quedara.