Tiempo

Publicado: mayo 11, 2017 en personal

2 meses y 15 días, o 75 días seguidos,  1800 horas, 108.000 minutos, 6.480.000 segundos, eso no es nada con lo que me ha tocado esperar, 5 años, 60 meses, 1800 días, 43.200 horas, 2.592.000 minutos y 155.520.000 segundos esperando…
Queriendo un cambio, observando que suceda, igual que esperas sentado en la arena de la playa, que una ola venga y lo arrastre todo; o que cambie el curso de la mar. Sentarte en una roca, deseando un soplo de aire cambie el rumbo de las nubes; pensar hoy en lugar de café para desayunar me apetece un té…
Deseaba una revolución, dando ya la guerra por perdida, meditando buscando el motivo de porque no iba a suceder; buscando los factores que me llevaban, a una tensión controlada pero angustiosa; como una guerra fría que tira y afloja, y estás expectante al reloj sin saber cuando la bomba nuclear se va a lanzar, y mandar todo a la mierda, pero por suerte no sucedió.
Por suerte se ha ganado la revolución, ahora cada día tengo un motivo, un objetivo, una sonrisa, una mirada, algo por lo que luchar, por levantarme al caer, por que merece la pena sufrir, rallarse, sentir que me he confundido, y cambiarlo; por vivir de aquí a la eternidad o al fin del mundo y no dar la vuelta porque donde estés tu; mi motivo, eso es felicidad.

 

Espejo

Publicado: febrero 8, 2017 en personal

Pasa el tiempo, miro en la televisión no veo nada, no oigo nada, nada que pensar, evadirme, para traer a este mundo y poder satisfacer mi necesidad de salir de este mundo irreal, salgo de la habitación, deambulando sin sentido, sin rumbo por la casa, busco algo para no pensar, no sentir.

Me acerco al espejo del baño, me miró fijamente y veo que algo no me gusta, lo que veo no está bien, me rapo la cabeza, miro a mi alrededor, cojo la máquina del pelo y no dejo ni un resquicio, quiero sentir bien el agua al caer, quiero que llegue a mi cuerpo, me purifique, me saque esas malas ideas de la cabeza.

 

Cristal de seguridad

Publicado: febrero 5, 2017 en personal

Abro la puerta, una fuerte ráfaga de viento viene para hacerme volar, pero me aferro al suelo, no pienso en volar y desaparecer, no es una opción, intento poner un pide delante del otro. A duras penas consigo dar cuatro pasos y retroceder uno, viene una fuerte brisa de viento, pero aguanto, me quedo aferrado a lo poco que tengo alrededor, una gran piedra que además me sirve de descanso.

Cojo fuerzas para arremeter, suspiro tras suspiro, el camino que me lleva hasta una puerta en el césped, la abro, es increíble estoy en una gran cámara de cristal, protegido del viento, pero volando a gran velocidad, empiezo a buscar, en los cajones, en las estanterias, entre las cajas, no lo logro encontrar, veo un sofá con vistas a la pared de cristal, me siento hundo mis manos ne el sofá y a lli estaba el mando le doy al off y todo desaparece.

abro los ojos y alli estas mirandome, observandome, y ahora descubro que todo lo que he vivido era real, he permanecido dentro de tus retinas… el siguiente viaje es un incognita donde será.

Una noche más

Publicado: noviembre 1, 2016 en personal

Salir, andar, respirar, cruzo una esquina y un olor reconocible, me viene a la mente. Me giro, y no veo nada, me rasco y pienso que a lo mejor mi cabeza me jugó una mala pasada.

Sigo vagando por las calles, buscando otra alucinación, otro detalle que me recuerde aquello que un día tuve. Entro en el primer bar mientras suena una canción de Desakato, y la cerveza fría y espumosa entra por mi garganta, saco mi libreta y voy apunto todo lo que mi cabeza escupe.

Llego a casa, me meto en la ducha, donde el agua caliente me va arrancando las ideas de la cabeza poco a poco, me siento, observando el día y me fijo que ahí estás esperándome en la cama. Te miro te abrazo, te desnudo te beso, te excito… Otra noche más tocó soñar.

Políticamente incorrecto

Publicado: julio 28, 2016 en personal

Tirado en la cama, sin otra sensación que mirar al techo, perderme entre pensamientos, nada interesantes de mi mente, vagar por el amplio mar de la tristeza y de la soledad, pasar de la alegría a llorar amargamente, clavar las uñas en el pecho, arrancarte la piel, sacar el mínimo toque de vida, que da lugar a que tu corazón bombardea sangre por las paredes.

Pero espera ¡¡despierta!!, todo ha sido un mal sueño, sal, corre y salta, bebe cerveza y baila con una canción de sinkope como telón de fondo, llora disfrutando de un atardecer de colores cálidos, sentir el viento rozar tu cuerpo en modo deltoya… ya que podemos porque no exprimir cada segundo, hasta dejarlo seco haciendo todo lo que no nos dejarían hacer por no ser politicamente correcto.

Ser políticamente incorrecto es un modo de vida satisfactorío…

 

Dejarse llevar

Publicado: julio 19, 2016 en personal

Salir, mirar al cielo, no hay estrellas, ni luna, correr entre campos de trigo, cebada y maíz. Divisar el fin del mundo, acelerar, ir más y más rápido, mirar alrededor no ver nada, no sentir… Llegar y mirar al precipicio, sonreír, cerrar los ojos dejarte caer… Si hay un colchón o debería haberlo ya me recogerá.

Amarga derrota

Publicado: junio 28, 2016 en personal

Sigo reflexionando, sintiendo el amargo sabor de una derrota no anunciada, que debería saber a victoria, así eran las expectativas, lo indicaba todos los números y las quinielas, no pudo ser y se mascó la tragedia.

Dan ganas de no luchar, decir hasta aquí, basta de palos, de derrotas indeseadas y de sufrir por algo que no debería ser así.

Ahora pasados unos días, miro atrás, y más allá de la última batalla. Me doy cuenta que hemos perdido mucho, nos hemos dejado comer el terreno en muchos aspectos, pero en otros temas estamos mejor que hace unos años, hemos adelantando por la izquierda, nos han quitado, pero ahora somos nosotros los que tenemos una voz y un voto capaz de poder decidir a que lado va la balanza.

En el arte de la guerra se explica como luchas en una guerra, pero también es aplicable a la vida, la verdad no veo mal dejar confiarse al enemigo, crear una estrategia de contraataque y seguir a pie de linea, sin retroceder y avanzando por la izquierda como estos últimos años.

Tenemos una cosa buena y es que soñamos, añoramos, queremos y buscamos lo deseado… Por mi parte no dejare de soñar, de luchar y de esperar, esperando y no cesando en lo que anhelamos, algún día podremos ganar…

Salud!!!